Cítricos
En esta sección podrá acceder a informacion sobre el Programa Nacional de Certificación de Cítricos y todas aquellas acciones

que de éste deriven, a cargo del Ing. Agr. Mario Urrestarazu, Coordinador Técnico Operativo de Oficinas Regionales y Viveros.
Contacto al: 011-3220-5437 y vía e-mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Información sobre la Certificación de Citricos de 2013 segmentado según las Oficinas Regionales que trabajan en esta tematica.

PROGRESO EN LA CERTIFICACIÓN DE LOS 2 CENTROS DE INCREMENTO DE LA OFICINA REGIONAL SAN PEDRO.

La zona de influencia de San Pedro cuenta con dos Centros de Incrementos Regionales (CIRs) de yemas certificadas, el
correspondiente a INTA San Pedro y Parra Joaquín (privado,ubicado en la localidad de Mercedes, Buenos Aires). Estos
centros vienen operando desde el año 2006 para el primer CIR mencionado, el segundo desde el año 2005.

Año a año, la disponibilidad de yemas se viene incrementado, debido a múltiples factores, algunos de los cuales son:
 
  • Desde el punto de vista técnico, una mayor cantidad de plantas de incremento se corresponde con un mayor número de
yemas obtenidas.
  • Oferta de variedades utilizadas ampliamente en la zona, aunque aún hoy no se cuenta con el total de variedades
solicitadas por el sector, como es el caso del Kumquat Meiwa.
Concientización de viveristas sobre la importancia decisiva de producir material certificado que garantice identidad varietal
y sanidad. En este caso cumplen un rol fundamental la labor interinstitucional que se desarrolla en San Pedro entre INASE,
SENASA, INTA y la Secretaria de Producción Local.
  • Acciones de control de comercio y fiscalización por parte de INASE local.
  • Acciones de control de SENASA local.
  • Mayor demanda por parte de productores de adquirir plantas certificadas.
  • Mayor demanda por parte de viveros expendedores de adquirir plantas certificadas (en este caso cabe mencionar el reclamo
  • de los paisajistas de comprar plantas rotuladas que les permita conocer la variedad, basado en su tarea de diseño de parques
  • y jardines, donde uno de los factores decisivos es el color de las hojas y flores).
  • Amenaza del ingreso del Huanglongbing en Argentina.
Es útil aclarar que la totalidad de las yemas producidas son vendidas, no quedando remante. La demanda en cantidad está
insatisfecha en la actualidad, de ahí la importancia de la creación de nuevos CIRs en la zona y de la ampliación de los ya existentes.
 
A continuación mostraremos tres gráficos que dan cuenta de ello.
 
Gráfico 1                                                                                                                                    Gráfico 2
c12c13
 

 

Se observa un incremento del orden del 22,4%.
Aún quedan disponibles alrededor de 15.000 yemas las que
serán vendidas durante el mes de marzo, con lo cual el incremento ascenderá al  33,2%.

El gráfico muestra la cantidad de yemas vendidas durante todo elaño 2012 y durante el primer trimestre del año 2013.

Hasta agosto de 2013, la situación de los viveros inscriptos y detectados se presenta en la Tabla 1.
Total Catamara Jujuy Salta Tucumán
71 5

26

 6

34

 
Todos los viveros se han visitado en inspección conjunta con SENASA y producen sus materiales de propagación bajo invernáculo
con techo impermeable, y malla antiinsectos en las aberturas.
De acuerdo a las inscripciones presentadas, en el gráfico 1 se muestran las cantidades de plantas yemeras de preincremento,
comparando los años 2011 y 2012. Estas plantas generan yemas para la producción de bloques de incremento. Las yemas que les
dieron origen provienen de plantas Madres Originales.
 

Gráfico 1

c11

En el Gráfico 2, podemos apreciar la variación de plantas yemeras de incremento, entre los años 2011 y 2012. Estas plantas se
generaron a partir de yemas de preincremento o de Planta Madre Original. La disminución es debida a la baja de algunas plantas,
por haber cumplido los tres años en certificación. Las yemas de estas plantas son utilizadas para producir las plantas certificadas.

c1

En el Gráfico 3, observamos la evolución de las cantidades de semillas certificadas (en Kg.), entre los años 2011 y 2012.
La disminución se debe a dos circunstancias: la mejor calidad de la semilla certificada y la disminución en la demanda.

c2

En el Gráfico 4, observamos la evolución de Plantas Madres Originales y de Plantas Madres Semilleras. La disminución
en cuatro Plantas Madres Originales se debe a un reordenamiento interno.  Con la cantidad actual de Plantas Madres
Semilleras certificadas el NOA es autosuficiente en semilla certificada, en las actuales condiciones de demanda.
c3
 
En el Gráfico 5, podemos observar el progreso en número de plantas injertadas entre los años 2011 y 2012. Son las futuras plantas certificadas.
 
c15
 
En el Gráfico 6, observamos las variaciones en las cantidades de Yemas de Preincremento certificadas entre 2011 y 2013.
Lo mismo para Yemas de Incremento y Plantas Terminadas.
 
En el caso de Yemas de Preincremento (línea en color azul), se observa una fuerte certificación de yemas en 2011,
coincidente con la entrada en certificación de varios cultivares de variedades dulces. En los años siguientes, la disminución se
debe al acomodamiento de las necesidades, ya que entraron en producción los bloques de incremento generados por las yemas
de preincremento del 2011.
 
Las yemas de Incremento (línea en color verde)  muestran un aumento del 100% entre el 2011 y 2012. Los datos de
2013 son parciales, pero se prevé una disminución debido a los embates del mercado.
 
En cuanto a las Plantas Terminadas (línea en color rojo) acompañan los valores de las yemas certificadas (originadas en los
bloques de Incremento). La diferencia entre el número de Plantas Terminadas y el número de Yemas Certificadas radica en la
venta a viveristas fuera de la región, las pérdidas de los injertos y de plantas.
 
c14
 
En la Tabla 2, observamos el porcentaje de participación de las especies y variedades en Plantas Madres Semilleras entre los años 2011 y 2012. La disminución corresponde con la baja demanda; que se continúa en 2013.
 
c4
 
En la Tabla 3, observamos el porcentaje de participación de las especies y variedades en los Bloques de Incremento entre los años 2011 y 2012. La disminución corresponde con la salida de certificación de plantas con el tercer ciclo cumplido. Como dato, se pueden obtener entre 80 y 100 yemas por planta; influenciado por edad de las plantas,  el manejo y el número de cosechas en el año (en Tucumán, algunos viveristas realizan dos cosechas anuales).
c5

En la Tabla 4, observamos el porcentaje de participación de las especies y variedades en cuanto a Plantas Terminadas entre los años 2011 y 2012. Como podemos ver, se incorporaron muchos cítricos “Dulces” en el año 2012

Aún con la incorporación en las últimas dos campañas de los cítricos “dulces”,  en general, los Limones se encuentran en un porcentaje de alrededor del 97%, quedando para los “dulces” solo el 3%.

 
 c6

El Programa de Certificación de Cítricos en la Región del NEA, enmarcado bajo las resoluciones Nº 149/98, 811/2004, 109/2004 y 75/2013 del INASE, se cumple con las siguientes actividades:

1- Inscripción en el RNCyFS,
2- Fiscalización de Lotes (siembra, Portainjerto e Injertacion),
3- Inspección de Plantas Terminadas con el otorgamiento de DAV y estampillas,
4- Muestreo de Psorosis para plantas candidatas semilleras,
5- Inspección del Centro de Incremento de Bella Vista, Provincia de Corrientes,
6- Muestreo anual de Tristeza a productores viveristas,
7- Capacitación y difusión sobre normativas de Cítricos

Cuadro 1. Cantidad de vivero en la Región NEA

c7

Cuadro 2. Plantas Madres Semilleras

c9

c10


Cuadro 3. Centro de Incremento de EEA INTA Bella Vista

c8

 

En lo que refiere al Programa Nacional de Prevención del HLB,  por INASE Coordina la Ing. Agr. Silvana Babbitt, Referente de la
Oficina San Pedro.
 

El INASE participa del Programa Nacional de Prevención de HLB junto con el INTA, SENASA. A continución podrá acceder a la información referida a la labor que está llevando a cabo este organismo detro del Programa.

Para consultas o denuncias comunicarse con SENASA al 0800-999-2386 o por e-mail a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Entre los requisitos para el movimiento de plantas está el correcto ROTULADO de las plantas, sean estas CERTIFICADAS O IDENTIFICADAS”. EL TRABAJO CONJUNTO ENTRE EL ESTADO Y LOS PRODUCTORES MINIMIZA EL RIESGO DE ENTRADA DE LA ENFERMEDAD, DEBEMOS CONCIENTIZARNOS DEL PELIGRO DEL MOVIMIENTO DE MATERIAL VEGETAL DE ORIGEN DESCONOCIDO. Fuente: www.senasa.gov.ar

PRODUCCION DE VIVEROS CITRICOS BAJO CUBIERTA: debido a la amenaza del Huanglongbing (HLB), el SENASA ha dispuesto la obligatoriedad de producción de cítricos bajo cubierta con malla antiáfido a partir del 1º de enero de 2011, a través de la Resolución930/09. Por esta razón, LA SIEMBRA DE SEMILLAS A PARTIR DE ESTE AÑO DEBE HACERSE BAJO CUBIERTA. Esta es una de las medidas de manejo integrado para evitar la enfermedad que el Estado está implementado para permitir el desarrollo de una citricultura SUSTENTABLE Y COMPETITIVA.

CINCO NUEVOS INSPECTORES PARA EL CONTROL DE VIVEROS CITRICOS: con fondos provenientes del Programa Nacional de Prevención del Huanglongbing, el INASE ha contratado profesionales para las provincias de Salta, Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires, que sumados a los inspectores que ya estaban trabajando en la Institución, forman un equipo estable importante para reforzar el cumplimiento de la Resolución 149/98 que establece la obligatoriedad de producción de viveros cítricos bajo certificación.

CAPACITACIÓN: Los inspectores han recibido durante la última semana de enero una capacitación para el logro de los objetivos planteados desde el INASE. Es por ello que en la ciudad de Concordia recibieron la capacitación específica para la detección de Diaphorina citri, reconocimiento de la enfermedad HLB y profundizar en los alcances del Programa Nacional de Prevención del HLB.

AUDITORIA EXTERNA FITOSANITARIA DE LOS CENTROS DE INCREMENTO REGIONALES INTA SAN PEDRO Y CUINEX, PROVEEDORES DE YEMAS CERTIFICADAS. Durante los meses de enero y febrero, hemos realizado la 3º auditoría anual consecutiva a cargo de fitopatólogos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, con resultados satisfactorios. Este tipo de controles garantizan aún más la sanidad de los materiales bajo certificación, a la vez que permiten corregir errores para maximizar la eficiencia de la producción.

Huanglongbing, ex greening (HLB), es considerada internacionalmente como la enfermedad más destructiva de los cítricos. En los últimos 5 años ha mostrado un preocupante avance en todas las zonas citrícolas del mundo y especialmente sobre el continente americano, provocando la pérdida de cultivos en poco tiempo. En el año 2004, fueron detectados los primeros focos de esta plaga en Brasil, en el estado de San Pablo, extendiéndose luego a otros estados de Paraná y Minas Gerais. En 2005 fue detectada en Florida (EEUU), en 2007 en Cuba y por ultimo en 2008 en República Dominicana.

 

Esta enfermedad es producida por una bacteria y transmitida por un insecto vector, el psílio o chicharrita Diaphorina citri Kuwayama. El Programa Nacional de Prevención del HLB ha sido creado en principio para prevenir la enfermedad en todo el territorio nacional y , en caso de ingresar, llevar a cabo una serie de acciones de emergencia a fin de erradicar la plaga y cuenta con la participación de INASE, SENASA e INTA así como entidades del sector privado citrícola.

De acuerdo a la Resolución del SENASA Nº 959/2009 en el marco de las acciones de vigilancia fitosanitaria del citado Programa, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) de la Provincia de Tucumán, detectó muestras PCR positivas de la bacteria causante del HLB en insectos capturados en las localidades y hospederos de (algunas localidades de las provincias de Jujuy y Salta).

En virtud de que la mencionada detección es el primer reporte que se tiene de la bacteria causal del HLB en nuestro país y acorde a lo establecido en el plan de contingencia del Programa de Prevención, es necesario adoptar en forma urgente medidas de emergencia tendientes a evitar el establecimiento y dispersión de la plaga a partir de las detecciones producidas. De allí la importancia de esta Resolución del SENASA para evitar el avance de la enfermedad.

Nuestra acción como Instituto es garantizar la sanidad y calidad de las plantas de viveros, fortaleciendo el actual y obligatorio sistema nacional de certificación de plantas cítricas de vivero, que incluye la certificación de semillas, plantines y yemas injertadas.

 

El Programa abarcará una superficie de 140.000 has de cítricos y a 5.300 productores que comercializan e industrializan anualmente, alrededor de 3.300.000 tn de limones, naranjas, mandarinas y pomelos. Toda esta producción se encuentra en riesgo dado que todas las especies y variedades cítricas son susceptibles al HLB.

Objetivo general: Prevenir el ingreso de HLB al territorio nacional.

Objetivos Específicos:

  • Mejorar y adaptar el marco regulatorio y los sistemas de fiscalización vigentes.
  • Implementar sistemas de vigilancia para la detección precoz del HLB
  • Establecer la obligatoriedad de control oficial con respecto a HLB para la totalidad de la producción de plantas cítricas ya sea para la venta, cesión, uso propio o cualquier otro destino.
  • Implementar un Plan de Contingencia para el manejo y control del HLB en caso de que se produzca la detección de focos de la misma.
  • Generar líneas de investigación específicas para HLB.
  • Implementar programas de capacitación, sensibilización y difusión

 

DESCRIPCIÓN DEL PROGRAMA NACIONAL

 

La estructura del programa de prevención se basa en cuatro componentes operativos y uno de coordinación y seguimiento. Los primeros son los necesarios para dar cumplimiento a cada uno de los objetivos específicos propuestos, mientras que el componente de coordinación se refiere a una instancia de articulación interinstitucional que involucra a los servicios provinciales y nacionales oficiales, así como también entidades representativas del sector privado.

Los componentes del Programa Nacional de Prevención son los siguientes:

I- Fiscalización

II- Vigilancia

III- Investigación y desarrollo

IV- Capacitación y difusión

V- Coordinación y seguimiento.


Acciones del INASE (PEDIRLE A SIL DE SAN PEDRO, SU PLAN DE ACCION EN CERTIFICACIÓN Y EN CAPACITACION)

 

La citricultura Argentina se encuentra en expansión (con un incremento aproximado del 3% anual en los últimos 20 años). Esta actividad tiene una gran importancia económico-social para las provincias productoras y en varias de éstas, se encuentra entre los primeros puestos en la generación del producto bruto provincial.

 

El potencial daño económico si ingresara esta enfermedad es muy alto, considerando:

  1. el daño directo causado sobre la producción. Se producen perdidas del 100% de la capacidad productiva en menos de tres años
  2. los daños indirectos como la pérdida de mercados, aumentos en los costos de producción
  3. el impacto socioeconómico (120.000 puestos de trabajo, 16 industrias, 529 plantas de empaque, etc.)
  4. el impacto negativo al medio ambiente (aumento en las dosis y frecuencias de aplicación de agroquímicos, etc.).

Por la situación descripta se plantea la necesidad de la implementación de estrategias de orden nacional que abarquen todos los aspectos y actores relacionados, directa o indirectamente con el problema, a fin de preservar al máximo posible la condición de país libre de esta plaga y asegurar por esta vía la sustentabilidad de la actividad citrícola.

 

Con ese propósito, la entonces Secretaria de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentos creó Programa Nacional de Prevención de Huanglongbing (Resoliución ex-SAGPyA 517/2009).

 

El Programa abarcará una superficie de 140.000 has de cítricos y a 5.300 productores que comercializan e industrializan anualmente, alrededor de 3.300.000 tn de limones, naranjas, mandarinas y pomelos. Toda esta producción se encuentra en riesgo dado que todas las especies y variedades cítricas son susceptibles al HLB.

 

La producción citrícola nacional representa alrededor de las 3.300.000 toneladas anuales.

 

En el Cuadro 1 se detalla las producciones por especie y Provincias productoras .

 

cuadro1_hlb

 

Cuadro 2: Distribución de la producción de frutas cítricas argentinas por especie y provincia productora.

 

cuadro2_hlb

 

La estructura básica de la actividad citrícola nacional está conformada por

  • 5.300 productores primarios,
  • 16 Plantas industriales para jugos concentrados y
  • 529 plantas de empaque entre las cuales existen 79 registradas para exportación.

 

 

Esta estructura básica genera en conjunto una ocupación directa de aproximadamente 120.000 personas.

 

Los destinos de la producción citrícola nacional son los siguientes:

  • 47% a industria
  • 32% a mercado interno
  • 21% a exportación en fresco.

 

 

El sector citrícola nacional genera un valor económico anual de aproximadamente 500 millones de dólares, de los cuales el 70% corresponde a exportaciones de frutas frescas, jugos concentrados y otros derivados.

 

 

El organismo causal del HLB es una bacteria Gram negativa que se restringe al floema de algunos géneros de Rutáceas, aunque tiene la capacidad de multiplicarse en la hemolinfa y las glándulas salivares de algunos psílidos que actúan como vectores de la enfermedad. Dentro de estos insectos, las bacteria cruza la pared intestinal hasta llegar a las glándulas salivares, a través de la hemolinfa, tomándole 1 a 3 semanas según la virulencia de la variante.

 

La enfermedad es conocida como Blotchy Mottle, Branch Disease, Citrus Greening, Dieback, Enverdecimiento de los cítricos, Leaf Mottle, Likubin, Vein Phloem Degeneration, Yellow Branco, Yellow Dragon Disease y Yellow Shoot Disease, aunque el nombre oficial es Huanglongbing.

 

Presenta períodos de latencia que, de acuerdo a la bibliografía científica, pueden variar desde 6 meses a varios años.

 

En la actualidad se reconocen tres variantes presentes en cítricos de este patógeno:

  • Candidatus Liberibacter asiaticus (Asia, Brasil, EEUU)
  • Candidatus Liberibacter americanus (Brasil)
  • Candidatus Liberibacter africanus (Africa)


La variante africana es menos agresiva y la temperatura ideal para manifestar síntomas es entre los 22ºC y 24ºC. En regiones con temperaturas más elevadas (27ºC a 30ºC), los síntomas son menos severos; incluso la ocurrencia de temperaturas elevadas por períodos largos puede inactivar completamente la variante africana del patógeno.

 

Por otra parte los síntomas de infección por la variante asiática se manifiestan bien en altas y bajas temperaturas.

 

Otra diferencia entre ambas variantes está relacionada con la altura sobre el nivel del mar a la cual se encuentra el cultivo. En el caso de la variante africana aparece con más frecuencia en zonas localizadas por encima de los 700 msnm, mientras la variante asiática se desarrolla en altitudes menores y más calurosas.

 

La variante americana, recientemente detectada en Brasil, se asemeja a la variante asiática del HLB en la expresión y severidad de los síntomas; sin embargo, estudios realizados en Brasil indican que pudiera ser intolerante al calor como la variante africana.

 

Insectos vectores de HLB

 

Los principales vectores son: Diaphorina citri Kuwayama (chicharrita o psilido asiático de los citrus) para la forma americana y asiática, y Trioza erytreae para la forma africana. Estos insectos pertenecen al Orden: Hemíptero, Familia Psyllidae.

 

Diaphorina citri tiene un corto período de vida y una alta fecundidad. Las hembras tienen una período de oviposición de 12 días y son capaces de depositar varios huevos por jornada, los cuales eclosionan a los tres días en verano y a los 23 días en invierno. El ciclo completo es de 15 a 47 días, y puede presentar hasta 10 generaciones por año. El adulto hiberna hasta por más de seis meses. Las hembras oviponen más de 800 huevos en el transcurso de su vida.

 

Un comportamiento típico del insecto es saltar de las hojas cuando éstas son movidas, al estar sobre pobladas o cuando poseen pocas condiciones para su desarrollo, efectuando un vuelo de 3 a 5 metros, y diseminando así la enfermedad dentro de la plantación. En algunas ocasiones estos vuelos, toman una altura de 5 a 7 metros del suelo, de donde los insectos son arrastrados por las corrientes de aire y trasladados a distancias de 1,5 km y aún mayores en caso de huracanes o tormentas tropicales.

 

Ambos psílidos pueden adquirir el patógeno después de un corto período de alimentación, 15 a 30 minutos, y permanecen infectivos durante toda su vida (3 a 4 meses). La transmisión transovárica se ha reportado solo en T. erytreae.

 

En Argentina Diaphorina citri, se ha detectado hasta el momento en la región del NEA, en las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos, Chaco, Formosa y Santa Fe; y en la región del NOA en las provincias de Salta, Jujuy.

 

Cabe destacar que a diferencia del resto de los países afectados donde el principal insecto vector es el psilido Diaphorina citri, en los países del continente africano, el vector por excelencia es otra especie de psilido denominado Triozaerytreae.

 
 

Hospedantes alternativos del patógeno y del insecto vector

 

 

 

La especie Murraya paniculata (L.) Jack, comúnmente conocida como mirto, pertenece a la familia de las Rutáceas. Esta, especie nativa de China, India, Indonesia y Australia, es utilizada habitualmente como planta ornamental o cerco vivo en plazas, calles, jardines y quintas de las provincias de Salta, Jujuy, Misiones, Corrientes y Chaco. Ella es hospedante alternativo del HLB y del insecto vector. Cuando las plantas de Murraya paniculata son afectadas por esta enfermedad, manifiestan los mismos síntomas que las especies de citrus: deformación y asimetría de frutos, reducción de tamaño, manchas verdes claras, disminución de la proporción de jugo, elevado aumento de la acidez, diferencia de maduración y aborto de semillas.

 

Se ha detectado que el uso de mirto como ornamental se encuentra ampliamente difundido en las principales provincias productoras de cítricos por lo que representa un importante factor de riesgo para el establecimiento y diseminación del HLB.

 

Si bien la murraya paniculata resulta el hospedero alternativo más común y de mayor riesgo, se conoce también un número importante de hospederos alternativos, la mayoría de ellos de uso ornamental.

 

 

El síntoma inicial es amarillamiento de una rama que se destaca contra el verde de la planta cítrica, posteriormente y en estados más avanzados se observa:

 

En hojas: coloración amarillo pálido con áreas de color verde, irregulares (moteado difuso), asimétricas; engrosamiento y aclaración de las nervaduras; hojas pequeñas, rectas. A veces puede confundirse con deficiencias minerales (zinc, hierro, calcio, nitrógeno, magnesio y cobre) u otras enfermedades como CVC y gomosis.

 
 

En ramas: Los síntomas comienzan a aparecer en una rama de la planta destacándose del resto de la copa del árbol, llegando posteriormente a tomar toda la copa. Las puntas pueden secarse o morir. También puede observarse reducción del crecimiento y muerte de las ramitas.

 

En el sistema radicular: reducción en el desarrollo.

 
 

En el floema: pueden observarse lesiones necróticas, exceso de formación, actividad cambial anormal, acumulación de almidón. También se observa efecto sinergístico con otras enfermedades.

 
 

En frutos: en algunos casos puede observarse junto con la defoliación una caída prematura de los frutos. Externamente se observa deformación y asimetría; reducción del tamaño; aparición de manchas verde – claras, que contrastan la coloración normal del fruto.

 
 

En el interior de los frutos puede observarse diferencia de maduración y aborto de semillas; desviación del eje y amarillamiento de las venas. El albedo en algunos casos se presenta con un espesor mayor que lo normal. En un corte longitudinal del fruto, se observa una coloración amarilla - anaranjada en los filamentos de la columnela.

 
 

Tienen elevada acidez, baja proporción de jugo y bajo contenido de azúcar, por lo que resultan inútiles para su consumo en fresco o procesamiento industrial.

 

Estos síntomas pueden variar de acuerdo a los siguientes factores:

 

Las variedades y la edad de la planta afectada, ya que éstos se observan más claramente en árboles jóvenes y vigorosos, mientras que en los árboles desarrollados, los síntomas son menos marcados.

 
  • Época del año: son más evidentes en otoño – invierno (ya que se observa mayor amarillamiento, que contrasta con el verde de las plantas cítricas).
  • Si bien como se mencionó todas las especies de cítricos y combinación copa injerto son susceptibles al HLB, los síntomas descriptos se expresan de distinta forma según la especie de cítrico de que se trate, pudiendo agruparse de la siguiente forma:


Severo:

  • Naranja dulce (Citrus sinensis (L.) Osbeck)
  • Mandarinas (Citrus reticulata Blanco)
  • Tangelos (un híbrido de mandarina (C. reticulata Blanco) y pomelo (C. Paradisi Macf.)

Moderado

  • Pomelos (Citrus grandis (L.) Osbeck)
  • Limones (Citrus limon (L.) Burm)
  • Naranja agria (Citrus aurantium L.)


Leve o muy leve

  • Naranja trifoliada con sus híbridos
  • Lima mexicana (Citrus aurantifolia (Christm.) Swingle)


Dispersión:

La principal forma de diseminación de este patógeno es a través de insectos vectores y de yemas infectadas. No existe evidencia científica de la transmisión de semilla a plántula.